Actividad1.- Tocar diferentes partes del cuerpo del niño o niña mientras se nombran intentando que lo repita. Por ejemplo: “Esta es la mano”, ¿”Qué es esto?” “Mano”. Lo mismo con el pelo, ojos, nariz, boca etc.

2.- Repetir el nombre de objetos que ve y manipula diariamente y pedir que lo repita: mesa, silla, cubo, reloj, nene, etc. Siempre que sean de dos sílabas.

3.- Repetir el nombre de objetos que ve y manipula diariamente y pedir que lo repita: mesa, silla, cubo, reloj, nene, etc. Siempre que sean de dos sílabas.

4.- El vocabulario en este período es bastante limitado, conviene ejercitar dos o tres palabras y, cuando el niño o niña intente pronunciarlas, aunque no sea correctamente, se introducirá otra nueva aprovechando cualquier ocasión durante el día para repetirla y pedir que el niño o niña la nombre.

Consejo:

a.- Cuando ejercitamos la pronunciación de una palabra que el niño o niña lo intente puede ser suficiente para empezar, no debemos exigir que la pronunciación sea buena y mucho menos correcta.

b.- Siempre que diga una palabra, el adulto la repetirá de forma clara p.

Masajes: 1.- Colocar las dos manos sobre la cabeza del niño o la niña y acariciar desde el centro hasta la barbilla pasando por detrás de las orejas de 2 a 4 veces. 2.- Desde el centro de la frente acariciar, pasando por las sienes, hasta el medio de la parte de atrás de la cabeza de 2 a 4 veces. 3.- Colocando las manos en el centro del pecho dirigirlas hacia los brazos y, bajando por los lados hasta las caderas, suben de nuevo al centro del pecho. Repetir varias veces. 4.- Colocar una mano en la cadera derecha y dirigirla lentamente hacia el hombro izquierdo, seguidamente con la otra mano acariciar desde la cadera izquierda hasta el hombro derecho. 5.- Con la mano sobre el ombligo describir movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. 6.- Acostado boca abajo acariciar con suavidad la cabeza, desde el centro hacia los lados, pasando por los laterales de la nuca hasta los hombros, una o dos veces como máximo. 7.- En la misma posición acariciar desde el cuello, con los dedos índice y corazón, pasando por la columna vertebral hasta las nalgas y desde allí hasta los tobillos. Durante todo el ejercicio la otra mano del adulto sujeta los dos pies colocando un dedo entre ambos y elevándolos un poco. 8.- Con una mano se sujeta la muñeca del niño o niña y con la otra se acaricia el brazo desde el hombro hasta la muñeca, una vez allí se cambia la mano que vuelve a acariciar desde el hombro. Repetir con el otro brazo. 9.- Sujetar con las dos manos en sentido opuesto desde el principio del muslo y moverlas en sentido contrario bajando lentamente hasta el tobillo. Repetir con la otra pierna.