Actividad1.- Establecer un horario que acepte un ritmo regular de alternancia del sueño, vigilia y alimentación, adecuado a las necesidades de la niña o niño.

2.- Cada actividad se realizará en un lugar concreto, estableciendo rutinas. Por ejemplo: se acostará a la niña o niño en la cuna sólo para dormir, una vez acostado se apagarán las luces, se cantará una canción de cuna.

3.- No es aconsejable que acostumbremos a dormir al niño o niña en silencio absoluto y en oscuridad total durante el día.

4.- Comunicar a la niña o niño que se va hacer en cada momento: Ejemplo “Vamos a comer”, “Vamos a jugar”, “Vamos a dormir”. En un principio no entenderá el mensaje, pero posteriormente asociará los sonidos y la comunicación gestual con la actividad a realizar.

Consejos:

1.- La niña o el niño aprenderá a dormir más profundamente, si se mantiene activo mientras está despierto.

2.- Cada niña o niño tiene su propio ritmo, es obligación del adulto observar sus necesidades y demandas para establecer hábitos y ritmos adecuados para satisfacerlas.

Masajes: 1.- En los primeros contactos con el recién nacido, el padre o la madre pueden realizar caricias rítmicas y repetitivas desde la frente hasta la nuca, entre seis u ocho veces. Continuar acariciando desde la cabeza hasta los pies y desde el centro del cuerpo hacia las extremidades. Este masaje suave ayuda al recién nacido a regularizar el ritmo de respiración, relajar los músculos y estimular el funcionamiento intestinal y el sistema nervioso. 2.- Acariciar con el dedo la palma de la mano, desde el centro hacia los dedos. El recién nacido cerrará la mano apretando con fuerza como reflejo pero se ejercitará para la futura presión voluntaria. 3.- Dejar que juegue desnudo unos minutos, después acariciar desde la columna cervical hasta los pies con suavidad, mientras se la acaricia verbalmente con una canción de cuna o palabras amorosas. La temperatura de la pieza no debe ser inferior a 20 grados. 4.- Aprovechar el momento del baño o del cambio de pañal para que el padre o la madre sostengan en brazos al recién nacido, en contacto piel con piel, y pueda sentir el calor, olor corporal y los latidos del corazón.