Actividad1.- Cuando el niño o niña esté jugando, el adulto, fuera de su campo visual, hará sonar diferentes estímulos. (sonajero, tambor, flauta…) para que intente localizar.

2.- El adulto delante del niño o la niña cubre un despertador con un pañuelo y lo hace sonar para que sea capaz de localizar el sonido y descubrir el objeto que lo produce.

3.- En los ratos de juego libre no programado poner canciones como música de fondo, ir variando el lugar de donde proviene la música. En los momentos previos a dormir colocar música clásica suave o un juguete musical en diferentes lugares de la habitación. Observar si el niño o niña dirige su mirada hacia el lugar de donde proviene la música.

4.- Accionar un juguete con movimiento y sonido delante del niño o la niña. Colocarlo en diferentes lugares fuera de su campo visual y accionarlo para que intente localizar el lugar de donde procede.

5.- Cuando el niño o niña escuche sonidos habituales como el timbre del teléfono, el de la puerta, nombrarlos y observar si intenta localizar el lugar de procedencia.

Masajes: 1.- Desde la parte de atrás de las orejas se desplazan lentamente las manos hasta la barbilla y se continúa acariciando las mandíbulas, desde la barbilla hasta los lóbulos de las orejas, para terminar de nuevo detrás de las orejas. 2.- Comenzar en el centro del cuello, debajo de la barbilla, y lentamente dirigirse hacia los hombros volviendo al centro del cuello. Repetir de 4 a 5 veces. 3.- Con la mano derecha sobre el pecho desplazar por el abdomen hasta el muslo derecho, antes de levantar esta mano del cuerpo, colocar la mano izquierda sobre el pecho y seguir la misma trayectoria hasta el muslo izquierdo. 4.- Sujetar el pie situando los pulgares en el centro de la planta y desplazarlos hacia los lados volviendo al centro, repetir varias veces. Realizar el mismo ejercicio con el otro pie.