Actividad1.- Llamar la atención del niño o niña, hablándole o cantándole moviéndose lentamente de lugar, aumentando gradualmente la distancia que separa al adulto de la niña o niño a medida que éste es capaz de seguirle.

2.- A un lado de la niña o el niño hacer ruido arrugando un papel, cuando gire la cabeza, hacer este ruido por el otro lado.

3.- Hacer rebotar una pelota pequeña (ping-pong) ante la vista del niño o niña.

4.- Colocar a la niña o niño una pulsera de cascabeles en la mano durante períodos cortos de tiempo para que localice los sonidos mientras mueve las manos.

Masajes: 1.- Además de continuar con las caricias recomendadas para el primer mes, pueden realizarse masajes rítmicos, con tacto suave pero firme en la parte posterior de la cabeza, desde la frente hasta la columna cervical. 2.- Colocar las manos en el centro de la espalda, acariciar hacia los hombros y, pasando por los brazos, llegar hasta los dedos de las manos. Repetir dos o tres veces. Este masaje igual que el anterior estimula el desarrollo neuromuscular. 3.- Efectuar masajes en las manos con presión suave pero firme, primero en la palma, después en los dedos y finalmente en el dorso de la mano. De este modo se estimula la tonicidad y la fuerza muscular de las manos. 4.- Cuando la niña o niño esté acostado sobre su espalda acariciar desde el rostro, pasando por el pecho y las piernas, hasta los dedos de los pies. Acariciar cada dedo de los dos pies desde la base hasta la punta. 5.- En la misma posición anterior, colocar las manos en el centro del pecho y desplazarlas por los hombros y los brazos hasta terminar en las manos.