Actividad 1.- Jugar con el niño o niña a señalar dónde se encuentran objetos y juguetes cercanos a él; cuna, pelota, coche, etc.

2.- El adulto ayuda al niño o niña llevando su mano a la boca, a la vez que le dice: “esto es la boca, ¿dónde está la boca?”, como en las primeras ocasiones no responderá, el adulto llevará de nuevo la mano a la boca. Repetir con los ojos, la nariz, las manos, etc.

3.- Una vez que el niño o niña ya domina la respuesta con gestos a las preguntas del adulto, hay que empezar a enseñarle a responder afirmativamente o negativamente con movimientos de la cabeza.

4.- En un libro con imágenes el adulto pregunta al niño o niña por alguna de las imágenes de forma que la respuesta sea afirmativa o negativa. El adulto dará la respuesta verbal acompañada por el gesto correspondiente de forma que pueda verle. Intentar que el niño o niña le imite repitiendo la pregunta.

5.- Cuando tenga hambre le enseñaremos el biberón o la papilla preguntándole: ¿quieres comer?, ¿quieres el biberón?” Al principio el niño o niña extenderá los brazos para cogerlo, después comenzaremos a entrenarle en respuestas afirmativas y negativas con movimientos de cabeza.

Consejo:

En el noveno o décimo mes el niño o niña comprende muy bien el tono de la frase, incluso llora si éste es duro con independencia del mensaje verbal. En el onceavo y doceavo mes comprende frases que los adultos utilizan habitualmente, órdenes sencillas y descripciones concretas vinculadas a su acción o experiencia sobre todo si están acompañadas de claves de contexto. Por ejemplo, si le decimos “Es hora de comer”, cuando el niño o niña tiene hambre y además ve el plato servido en la mesa, oliendo a comida, comprende muy bien lo que queremos decir.

Masajes: 1.- Desde la parte de atrás de las orejas se desplazan lentamente las manos hasta la barbilla y se continúa acariciando las mandíbulas, desde la barbilla hasta los lóbulos de las orejas, para terminar de nuevo detrás de las orejas. 2.- Comenzar en el centro del cuello, debajo de la barbilla, y lentamente dirigirse hacia los hombros volviendo al centro del cuello. Repetir de 4 a 5 veces. 3.- Con la mano derecha sobre el pecho desplazar por el abdomen hasta el muslo derecho, antes de levantar esta mano del cuerpo, colocar la mano izquierda sobre el pecho y seguir la misma trayectoria hasta el muslo izquierdo. 4.- Boca abajo, situar las manos a los lados de la columna vertebral y deslizarlas lentamente desde la nuca hasta los tobillos. Repetir varias veces empezando siempre desde la nuca. 5.- Agarrar el brazo desde el hombro, con una mano hacia cada lado y girar las manos en sentido contrario hacia la muñeca. Repetir con el otro brazo. 6.- Sujetar el pie situando los pulgares en el centro de la planta y desplazarlos hacia los lados volviendo al centro, repetir varias veces. Realizar el mismo ejercicio con el otro pie.