Actividad 1.- Al principio se utilizarán anillas grandes, y enseñaremos y enseñaremos al niño o niña a introducirlas en un palo corto que esté apoyado en una base firme.

2.- Dar al niño o niña anillas para meter en el soporte. Al principio colocar éste inclinado e ir levantándolo hasta la posición vertical a medida que acierte a meter la anilla.

3.- El niño o niña debe imitar al adulto metiendo la anilla en diferentes objetos cilíndricos estrechos y alargados.

4.- Una vez que sea capaz de meter las anillas, el adulto le ayudará a sacarlas de una en una. Poco a poco irá retirando la ayuda hasta que sea capaz de hacerlo solo.

5.- Utilizar un juego de anillas de tamaño descendente y colores alegres. Jugar con el niño o niña para conseguir primero que introduzca y saque las anillas y, posteriormente que aprenda a meter las anillas de mayor a menor tamaño.

6.- Sentarse con el niño o niña en el suelo y entregarle un juego de anillas y un soporte. El adulto le da las instrucciones “mete la anilla”, “saca la anilla”, sin intervenir aplaudiéndolo cada vez que consiga hacerlo con éxito.

Consejo:

a.- Una vez que el niño o niña comprende el fin de estos ejercicios es capaz de repetirlos durante largos períodos de tiempo, manteniéndose concentrado totalmente en la actividad En los ratos de juego libre podemos dejar a su alcance un juego de anillas con soporte para que manipule libremente.

b.- Además de reforzar los logros, podemos nombrar el color de cada anilla que mete o saca del soporte.

Masajes: 1.- Desde la parte de atrás de las orejas se desplazan lentamente las manos hasta la barbilla y se continúa acariciando las mandíbulas, desde la barbilla hasta los lóbulos de las orejas, para terminar de nuevo detrás de las orejas. 2.- Comenzar en el centro del cuello, debajo de la barbilla, y lentamente dirigirse hacia los hombros volviendo al centro del cuello. Repetir de 4 a 5 veces. 3.- Con la mano derecha sobre el pecho desplazar por el abdomen hasta el muslo derecho, antes de levantar esta mano del cuerpo, colocar la mano izquierda sobre el pecho y seguir la misma trayectoria hasta el muslo izquierdo. 4.- Boca abajo, situar las manos a los lados de la columna vertebral y deslizarlas lentamente desde la nuca hasta los tobillos. Repetir varias veces empezando siempre desde la nuca. 5.- Agarrar el brazo desde el hombro, con una mano hacia cada lado y girar las manos en sentido contrario hacia la muñeca. Repetir con el otro brazo. 6.- Sujetar el pie situando los pulgares en el centro de la planta y desplazarlos hacia los lados volviendo al centro, repetir varias veces. Realizar el mismo ejercicio con el otro pie.