Actividad 1.- Cuando la niña o niño esté descalzo, sostenerlo por las axilas y colocarlo de pie sobre distintas superficies, preferentemente duras, (suelo, colchoneta, mesa…), disminuyendo de a poco la sujeción.

2.- Mantener a la niña o niño en posición vertical entre las piernas del adulto, cuando está sentado. De vez en cuando disminuir el apoyo para que la niña o niño se comience a sostener por sí solo.

3.- Frente al espejo, tomar a la niña o niño por las axilas en posición vertical. Elevar y bajar su cuerpo intentando que centre su mirada en la imagen reflejada.

4.- Tomar a la niña o niño por debajo de los brazos y mantenerlo de forma vertical sobre la mesa o el regazo del adulto. Dejar que baje hasta que quede en cuclillas y ayudarle a levantarse nuevamente elevandolo ligeramente.

Masajes: 1.- Cuando la niña o niño estén acostado, sujetar la cadera de un lado mientras con la otra mano flexiona la pierna del lado opuesto y la pasa sobre la pierna estirada. Ayudar a liberar el brazo si queda debajo del cuerpo. Realizar el ejercicio cambiando el lado hacia el que se realiza el volteo. 2.- En la misma posición anterior sujetar por el tobillo la pierna estirada de un lado y el antebrazo del lado opuesto. Flexionar la pierna hasta el vientre al mismo tiempo que se estira el brazo con suavidad al lado de la cabeza. Repetir con el otro brazo y la otra pierna. Esto ayuda a fomentar el desarrollo de los músculos para comenzar con la etapa del gateo. 3.- Cuando Con el niño o niña esté acostado boca abajo, colocar las dos manos sobre la espalda y, una después de la otra, bajar desde los omóplatos hasta el las nalgas, subiendo y bajando. 4.- Cuando la niña o niño esté acostado boca arriba, colocar la mano sobre el pecho y describir círculos amplios del centro hacia fuera, ejerciendo mayor presión en la zona cercana al esternón para estimular las defensas del organismo. 5.-En la misma posición anterior, las manos se sitúan en el pecho y, una detrás de otra, van bajando hasta el vientre, siempre de arriba abajo. Reforzamos con este ejercicio el aparato digestivo y aliviamos los cólicos presionando con suavidad la tripa.