Actividad 1.- Agitar levemente el sonajero cerca de la cara del niño o niña, durante unos instantes. Luego ayudarlos a que lo tome él y mostrarle la forma de obtener sonido agitándolo.

2.- Ayudar y enseñar a la niña o niño a sostener objetos, de diferentes tamaños y texturas en la mano, cerrando suavemente los dedos sobre dichos objetos y luego retirando poco a poco la ayuda.

3.- Abrirle y cerrarle las manos. Llevarlas a la altura de sus ojos y unirlas frotándolas suavemente. Dirigir sus manos abiertas para que acaricien el rostro de mamá y de papá. Dirigirlas también para que acaricien partes de su propio cuerpo desde la cabeza hacia los pies.

4.- Colgar en los dedos de la mano el aro del llavero del que cuelgan llaves de plástico de diferentes colores. Invitar a que el niño o niña las agite y produzca el sonido. Al principio le ayudaremos.

5.- Colgar diferentes objetos en la cuna. Pronto empezará a agitarlos en diversos sentidos. El niño o niña sacudirá estos objetos haciéndolos mover y provocando un ruido que les atrae.

6.- Poner un peluche pequeño o la almohada de la cuna contra su pecho y colocar sus manos de manera que pueda sujetarlo.

Consejos:

a.- Se debe cuidar la composición del material de los juegos.

b.- Hay que ayudar a la niña o al niño para que toque y agarre todo tipo de objetos pero nunca dejar a su alcance los que pueden representar peligro cuando está solo.

Masajes: 1.- Aprovechar cualquier momento propicio del día para acariciar al bebé como se indica en los meses anteriores, también añadir cada día una de las siguientes actividades que fortalecen los músculos del brazo y la articulación del hombro, además de fortalecer el tronco y aliviar la tensión de la espalda. 2.- Cuando está tumbado boca arriba, colocar los pulgares del adulto dentro de las palmas de las manos y con el resto de dedos se sujetan las muñecas del bebé sin tirar de ellas. Flexionar y estirar primero los dos brazos al mismo tiempo 5 veces, después alternar los brazos otras 5 veces. 3.- Sujetar los brazos del mismo modo y, con suavidad, dirigirlos hacia arriba a ambos lados de la cabeza, después bajarlos colocándolos pegados al cuerpo. 4.- Con las manos en la misma posición, estirar los brazos suave y lentamente colocándolos en cruz y luego cruzarlos sobre el tronco. 5.- Con la posición en cruz del ejercicio anterior, describir un círculo amplio a la altura de la cabeza, abandonar el ejercicio si se observa oposición por parte del bebé.